RESPONSABILIDAD

Una realidad de cada ser humano, es que todos los hechos y sin excepción alguna, que vivimos día a día sólo son responsabilidad nuestra. Mientras nosotros tomemos decisiones estas nos involucran de manera completa en el resultado, la clave está en saber cómo sobrellevar estas responsabilidades.

En el momento en el que cada ser humano decida reconocer y hacerse responsable de los resultados obtenidos, se estará ejerciendo el “poder de voluntad creativa y consciente”, en lugar de parecer víctimas de las circunstancias.

Cuando asumimos la actitud de responsabilidad por los hechos, nos coloca en una situación de poder, como creadores de la realidad que se desea vivir, y esto brinda la oportunidad de aprender de las experiencias que se presentan a diario.

De esta manera ejercemos plenamente nuestro “poder creador”, al contrario del momento en el que nos sentimos intimidados y decidimos no enfrentar las consecuencias de nuestros actos y comenzamos a buscar a quien o que, se hará cargo del problema.

Si es positivo este poder se genera dentro de nosotros, pero al menor temor este es transferido a otra persona, situación u objeto, provocando inseguridad en nosotros mismos, y con consecuencias atroces.

Las personas que generalmente no asumen sus responsabilidades, aparentemente se encuentran en un estado de confort, donde erróneamente se sienten seguras, sin embargo conforme pasa el tiempo, su inseguridad es un obstáculo demasiado alto, debido a que no han sido capaces de superar sus errores por sí mismos, provocando de esta manera el buscar guías para poder seguir, normalmente son personas que nunca podrían encontrarse en papel de líderes. Es una forma de rechazarse a uno mismo.

Lo cierto es que esto tiene solución, siempre y cuando estemos dispuestos a responsabilizarnos por nuestros actos.

Entrar en contacto con nuestro poder interno es una forma de poder estar consciente de lo que se vive y de poder cosechar el éxito, es tan sencillo como aceptar la responsabilidad por todo lo que sucede en nuestras vidas.

Al lograr la aceptación, nos aceptamos y de esta forma nos sentimos poderosos, tan simple como el poder tomar una decisión sin tener que recurrir a nada y nadie, el no depender Nos dará el poder del análisis que conlleva a enfrentar todas las adversidades sin recurrir a la rendición. Nos convertimos en portadores de soluciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *